+34 972 64 37 58

No ha seleccionado ningn producto
Actualizar cantidades

logo fitor Forestal web2021

No ha seleccionado ningn producto
Actualizar cantidades

Vallas de madera y  Madera tratada 

Aplicaciones Madera de acacia

Origen

La madera de acacia utilizada en vallados, emparrados, tutores y jardinería es una madera considerada noble y de una elevada resistencia en el exterior. La acacia que comercializa Fitor Forestal responde a la especie Robinia Pseudoacacia del género Robinia originaria de los montes Apalaches, en el este de Norteamérica.

La acacia se ha naturalizado ampliamente en muchas partes del mundo. En el centro de Europa, es un árbol muy común y en la península Ibérica existen antiguas plantaciones localizadas mayoritariamente en la costa atlántica y algunas en el norte de la costa del mediterráneo.

La acacia coloniza con facilidad las zonas que les son climáticamente favorables y se la considera en nuestras latitudes una especie invasora a la que debe combatirse para evitar que desplace las especies autóctonas de sus hábitats.

La explotación de la madera de acacia actualmente suele limitarse al aprovechamiento de los rodales existentes mediante la corta de los ejemplares adultos y la posterior selección de brotes.

1 Bosque acacia madera acacia

 

2 postes acacia corteza

Propiedades

El tronco de la acacia, como cualquier otro árbol, está formado por la corteza, la albura i el duramen. El duramen tiene elevada durabilidad y resistencia mecánica. Propiedades que hacen de su madera un material muy adecuado para trabajos exteriores. De hecho, la Robinia Pseudoacacia está clasificada por la normativa EN 350-2 “Durabilidad de la madera y de los materiales derivados de la madera”, como clase de durabilidad 1-2 (Muy durable - durable), siendo así la especie de madera con durabilidad natural más elevada de las que crecen en Europa. Por ello, es importante destacar que la madera de acacia que comercializamos no está tratada, ni es necesario tratarla para mejorar su durabilidad.

 3 seccion tronco acacia

Sección del tronco con detalle de la corteza (1), la albura (2) y el duramen (3)

Así como el duramen presenta una elevada resistencia al ataque de hongos e insectos, la albura es atacada fácilmente por dichos agentes. Afortunadamente, la albura tiene muy poco espesor. Cada vez es más frecuente en aplicaciones para juegos infantiles eliminar la albura del tronco, exponiendo al aire únicamente el duramen, obteniendo con ello un aspecto inmejorable del material.

En aplicaciones de vallados y emparrados, donde también se prioriza la durabilidad, pero no la estética, suele utilizarse la acacia sin eliminar la albura. Los postes así preparados, presentan un aspecto más rústico y su parte más externa suele ser atacada por carcoma y hongos con facilidad, pero no la interna, el duramen. De esta manera, los postes conservan su durabilidad y sus características mecánicas pero el coste de preparación de los mismos es mucho más reducido que en los casos donde se requiere eliminar la albura.

33 interior tronco acacia

Conservación del duramen después de 20 años al exterior. En la muesca se observa la corteza (1) que se ha desprendido parcialmente, la albura (2) muy fina y atacada por insectos y el duramen (3) totalmente sano.

En cuanto a la corteza, es recomendable eliminarla pues debajo de ella crecen con facilidad los insectos y hongos. Además, la corteza puede desprenderse parcialmente con facilidad. A pesar de ello, si la madera se corta en épocas frías, cuando la circulación de sabia es nula, a menudo se consigue reducir el desprendimiento de la corteza y aumentar la durabilidad de la albura. Tradicionalmente la acacia se ha cortado solo en invierno y los troncos se han utilizado sin pelar en jardinería para la construcción de escalones y vallas de madera.

Otra característica de la acacia que favorece su uso al exterior es la reducida tendencia a agrietarse cuando se expone al sol. Propiedad que en climas mediterráneos como el nuestro es importante tener en cuenta.

Formatos comerciales y aplicaciones

Fitor Forestal puede ofrecer la madera de acacia en distintas formas

Postes con corteza sin punta para construcción de vallas de madera, barandillas rústicas, escalones, borduras y otras aplicaciones de jardinería

4 valla madera de acacia postes

Valla de acacia con corteza

Postes de madera de acacia pelada con o sin punta, para la construcción de vallados de fincas y carreteras, para emparrados agrícolas como las espalderas de los viñedos.

5 tutores de acacia

Puntales de acacia en plantación de manzanos

Postes de madera cepillados sin albura. Se preparan bajo pedido y se utilizan normalmente en la construcción de juegos infantiles.

6 casita madera acacia

Casita de jardín con estructura de acacia sin albura

Postes cuarteados de acacia con punta. Se utilizan para grandes vallados tipo ganadero o de infraestructuras donde se priorizan unos costes reducidos.

7 poste acacia cuarterado

Poste de acacia cuarteado para vallados

Estacas y postes de acacia aserrados. Son postes de madera de duramen aserrada y con punta en secciones cuadradas y utilizadas para tutorar plantaciones agrícolas en los primeros años de crecimiento.

8 estacas madera acacia

Estacas de acacia aserradas para plantaciones

Aspecto externo

Madera con corteza. La corteza es muy rugosa y color marrón oscuro. Color que se suele mantener con el paso del tiempo. Normalmente la corteza se desprende “a tiras” haciéndose visible la madera de la albura.

9 corteza natural

 

Madera pelada. La parte visible de la madera corresponde a la albura. Inicialmente es una madera de un color amarillo claro, pero con la exposición al exterior se vuelve gris-negra. Es frecuente que se observen ataques de insectos y hongos que provocan daños en la albura, pero no en el duramen. El acabado del pelado es muy basto y los postes presentan astillas.

11 Postes pelados acacia

Postes de acacia descortezados

Madera cepillada. Cuando cepillamos los postes, eliminamos totalmente la albura, quedando visible el duramen. El color del duramen es amarillo, casi blanco i al exterior, si no se barniza, se vuelve ligeramente gris. El cepillado es presenta un acabado muy fino y los nudos salientes se suavizan.

12 postes pelados acacia

Aspecto poste de acacia cepillado y sin albura

Madera aserrada. Las estacas de acacia aserradas son de sección cuadrada, el acabado es de sierra (no cepillado). El color inicial es amarillo, casi blanco i con el tiempo tiende a gris. Inicialmente no presentan curvatura pero con el secado pueden torcerse ligeramente.

13 estacas de madera de acacia

Estaquillas de acacia aserradas

Atención

Los troncos de acacia no se tornean por lo que la sección del poste no es regular, los nudos de las ramas sobresalen y presentan cierta curvatura. ¡No hay dos postes iguales!

Política de empresa - Política de cookies - Política de privacidad - Aviso legal